Día de los Enamorados

Pareja sentada frente al mar

San Valentín Día de los Enamorados

Se celebra el 14 de febrero

El día de San Valentín se suele celebrar en Sabadell de forma bastante descafeinada si lo comparamos con el resto del mundo ya que el pobre Cupido se las tiene que ver con un Sant Jordi que es capaz de matar a un dragón y que además de auspiciar la fiesta del libro y la rosa, también es el patrón del amor de Catalunya

Las cosas del amor han cambiado mucho en nuestra sociedad porque además de las clásicas parejas hombre y mujer, hombre y hombre, y mujer con mujer, desde hace unos años se habla de poliamor, un neologismo que califica a esas relaciones sexuales y/o amorosas, abiertas y consentidas con varias personas a la vez. 
Por si fuera poco, en los últimos tiempos se ha puesto de moda la “sologamia” que consite en casarse con uno mismo, sin necesidad de que se padezca de esquizofrenia.
Los matrimonios tampoco son lo que eran. En el año 2013, solo 156.446 parejas se casaron aunque desde entonces no han dejado de crecer hasta alcanzar las 175.343 bodas que se celebraron en el año 2016, los últimos datos registrados en el INE. Desde el año 2009 los matrimonios civiles superan a los religiosos que sólo alcanzan el 27% del total.
Origen comercial
Para encontrar las primeras referencias del San Valentín en Catalunya tenemos que remontarnos al febrero de 1954. Aquél año aterrizaba de los Estados Unidos el «Valentine’s Day», una fiesta que se organizó durante años en el Instituto de Estudios Americanos de Barcelona a modo de conmemoración de hermandad entre ambos países.
En aquél entonces la fiesta consistía en una gala de rigurosa etiqueta, con baile, en la que se elegía a la reina del Día de los Enamorados que después aparecía en las páginas de ecos de sociedad de la prensa. 
Pero no sería hasta la década de los 60 cuando los almacenes «El Corte Inglés»,  junto con el gremio de floristas de Catalunya aprovecharían la coyuntura para, al igual que en los Estados Unidos, vender regalos y flores.
Aún a día de hoy, y esto no cambia, las flores siguen siendo uno de los regalos más escogidos por los románticos para agasajar a su pareja, aunque no le van a la zaga los bombones y peluches. Las cenas románticas a la luz de las velas son otros de los detalles más celebrados.

Origen histórico

Esta festividad, asimilada por la iglesia católica, se remonta al siglo III en Roma, donde un sacerdote llamado Valentín se opuso a la orden del emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, considerando que los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras y vínculos sentimentales.
Valentín, opuesto al decreto del emperador, comenzó a celebrar en secreto matrimonios para jóvenes enamorados. Al enterarse, Claudio II sentenció a muerte a San Valentín, el 14 de febrero del año 270, por desobediencia y rebeldía. Por este motivo, se conmemora todos los años el Día de San Valentín.