El pequeño comercio es un sector estratégico

Ferreteria Soler

El pequeño comercio es un sector estratégico

Se necesitan políticas municipales para su protección

Pese a que en el mes de febrero las ventas del comercio minorista en Catalunya aumentaron un 1,4%, según datos provisionales del INE, es de las comunidades donde crece menos. Las ventas del sector en nuestra comunidad acumularon en abril cuatro meses seguidos de desaceleraciones y se situaron en un incremento de un 0,5% interanual. Pero las grandes superficies tampoco están pasando por su mejor momento. Los análisis de consumo pronostican que el ciclo de crecimiento, sostenido desde hace al menos un lustro, llegará a su fin en los próximos meses.

Razones

Y si las grandes superficies que hasta ahora se estaban merendando el comercio de barrio, están previendo una futura crisis, la tienda de toda la vida se está temiendo lo peor. Por eso hay que poner remedio y desarrollar políticas municipales de protección para este sector estratégico y vital para la ciudad.

Las razones de esta situación son varias: la desaceleración del consumo, el precio de los alquileres… pero la más destacada es el aumento del comercio electrónico que genera un negocio de 30.000 millones de euros con un incremento de un 20% anual. Hoy día el 6% de las ventas ya se hacen online, siendo Amazon la plataforma que más negocio genera.

Pero no es la única razón por la que el comercio de proximidad está pasando horas bajas. Según los presidentes de las asociaciones de comercio de Sabadell, la ciudad no es «amable», por definirlo de alguna manera, en algunas de las zonas más destacadas, como puede ser el Centro.

Entrada tapiada al parking del centro de Sabadell

El acceso en coche es cada vez más complicado por falta de una buena señalización y por la escasa oferta de aparcamiento. De hecho, hay un parking subterráneo con entrada y salida por el Passeig Manresa que lleva años parado. 

Esta situación de inestabilidad e incertidumbre sobre el futuro de este importante eje comercial es en opinión de Josep Mª Porta, presidente del Comerç Centre, “Una de las causas que provoca que las grandes marcas no encuentren atractiva comercialmente esta zona”.

En la Via de Massagué contabilizamos más de una docena de locales en traspaso, y en la Rambla, que sería la zona Premium de Sabadell, también hay alguno que otro vacío.  

Los precios de los alquileres son en ciertos casos prohibitivos aunque también la falta de relevo generacional se señala como otro de los problemas, como puede ser el caso reciente de La Moda, que anunció el cierre de su actividad.

¿Está en crisis?

Josep Mª Porta es el presidente del Comerç Centre. No cree que el pequeño comercio esté en crisis. “Es un comercio de proximidad que da un servicio diferente y ésta diferencia es lo que hay que potenciar frente a la oferta de las grandes superficies”.

Sobre lo que ocurre con tantos negocios en traspaso en la Via de Massagué Porta considera que este tipo de situaciones corta el flujo de gente. “La incertidumbre provocada por las obras del centro es una de las razones por las que las grandes marcas no apuestan por venir”, considera.

Por otro lado, “Debe haber accesibilidad para que se pueda llegar con transporte público y con vehículo privado y que sea fácil aparcar para que la superficie donde la gente pasea, sea cómoda”.

En este sentido añade que “Hay que poner en marcha el parking del passeig de Manresa cuyas obras están paradas hace años. También es vital la señalización para que el conductor tenga indicaciones para acceder a las diferentes zonas de aparcamiento por caminos sin caravanas”.

Respecto de la venta online Porta piensa que aún hay argumentos para combatirla como la mejora de la experiencia de compra que hay que fomentar en las tiendas físicas y que la venta online no puede ofrecer. 

“¿Dónde está pagando los impuestos Amazon y las tasas de basura?. En el paraíso fiscal que más le beneficia”, señala como una de las grandes desventajas frente al comercio electrónico.

Josep Mª Porta presidente del Comerç Centre

Opiniones

Miquel Tello presidente del comerç Ca n'Oriac

MIQUEL TELLO 

Pte. Comerç Ca n’Oriac

El pequeño comercio sí que está en crisis por una serie de razones: tanto la influencia de las grandes superficies, el comercio electrónico, como por la falta de políticas reales de ayuda al comercio de proximidad. Es un conjunto de motivos que provocan esta situación pero que aún estamos a tiempo de poder superar. Se necesita una política de protección, no necesariamente con ayudas directas. Porque la desaparición del comercio de proximidad mata al barrio. ¿Por qué no se pone remedio a que Amazon pague impuestos en Irlanda o pague un sueldo digno a sus empleados? se pregunta. 

 

Isaac Partera presidente del comerç Creu de Barberà

ISAAC PARTERA

Pte. Comerç Creu

Todos hemos sufrido una crisis económica que nos ha hecho pasarlo mal y la situación actual viene dada desde aquí. Pero yo pienso que el pequeño comercio no está en crisis. Con un «PERO» muy grande: El comerciante de hoy tiene que tener claro que ha de ofrecer un producto diferenciado de lo que pueden ofrecer las grandes superficies. Y por otro lado, hay que darle al cliente una excelente experiencia de compra. Para evitar lo que ocurre por ejemplo en la Via de Massagué, es necesario que haya tiendas que sean puntos fuertes de atracción de cara al resto. Desde las obras del Passeig todo ha ido a menos.

 

Jordi Sánchez gerente de Gesfime

JORDI SÁNCHEZ

Empresario - Gesfime

El comercio de proximidad está sobreviviendo a una crisis generada por las grandes superficies, pero el comercio electrónico puede ser la puntilla para este sector. La situación de la Via de Massagué me parece algo inexplicable. 

Es como si a partir de la Plaça de l’Àngel se acabara el mundo. No acabamos de entenderlo. Creo que el Ayuntamiento debería levantar la moratoria en aquellas zonas que se han quedado muertas comercialmente hablando, como la Via de Massagué, para que otro tipo de negocios por ejemplo de servicios puedan abrir y darían vida.

Manuel Sánchez ingeniero

MANUEL SÁNCHEZ

Empresario

Cuando un negocio cierra siempre se buscan culpables fuera: los impuestos, la «crisis», la falta de pacificación, o ahora la más manida, Amazon. No obstante, Hay que hacer un ejercicio de instrospección que en ocasiones será doloroso, pero nos permitirá ver nuestros errores que al final son los únicos que podremos corregir. Los comercios locales debe realizar este ejercicio de reflexión y ver qué valor añadido estan aportando a sus productos y/o servicios que Amazon no. El trato cercano al cliente, producto local, artesano, atención al cliente, ofrecer garantías… son solo un ejemplo.