José Luís Sánchez, cazador de tesoros

José Luís Sánchez

José Luís Sánchez, cazador de tesoros de la basura

El artefacto que sostiene José Luís Sánchez entre sus manos es una cámara submarina de la marca Siluro de la década de los 60. Es uno de los cientos de objetos que este empresario del reciclaje, de la empresa familiar J.J. Sánchez de Sabadell que regenta con sus hermanos, atesora en una colección privada que reúne todo tipo de cachivaches. José Luís empezó cuando tenía 8 años; su padre se dedicaba a reciclar chatarra y su mayor ilusión era encontrar un objeto raro entre todo lo que traían, algo antiguo que pudiera esconder y guardar. 
El primero de todos los objetos fue un libro, lo recuerda bien. Pero luego siguieron aparatos de radio, tocadiscos, máquinas de café, de escribir… La basura de una persona puede ser un tesoro para otra. El objeto más preciado que tiene es un libro del año 1737, maltrecho por los años y algo roído por los ratones. Está encuadernado con tapas de piel y escrito en latín. No sabe si puede tener algún valor económico, pero tampoco le importa. “No lo vendería por mucho dinero que me dieran”.

Reciclar

José Luís tiene su colección dividida entre el almacén de la calle Vall d’Aneu situado en la Creu Alta y la nave industrial de Castellar del Vallès. “Nuestro negocio se dedica a reciclar y a darle valor a las cosas que ya no valen”, explica José Luís.
Expuestos en una enorme vitrina se pueden admirar cascos de la segunda guerra mundial, vetustas cámaras de fotos de fuelle, prehistóricos tomavistas, aparatos de radio de varias décadas, comediscos de los años 70, televisores, máquinas de escribir… Una de estas máquinas es una Smith Premier con doble teclado para las mayúsculas y las minúsculas, datada del 1910 aproximadamente.
También ha encontrado varias máquinas de hacer café, de todo tipo, también de las primeras especiales para la hostelería. “No las vendo, pero alguna vez me las han pedido para exponer y no tengo problemas en dejarlas”, asegura. 
Uno de los últimos hallazgos que más le han sorprendido ha sido una antigua jeringuilla de vidrio y aluminio conservada en una cartera de piel.

La historia del oro

Le preguntamos si alguna vez ha encontrado oro o alguna pieza preciosa y José Luís nos relata una historia digna de una película. 
En los años 80 cuando se removieron las tierras y se tiraron casas para cubrir el barranco del Torrent del Capellà, los chatarreros de la zona que iban a recoger el hierro que despreciaban las excavadoras encontraron monedas de oro y todos se volvieron locos intentando hacerse con alguna, hasta que llegó la Guardia Civil y precintó la zona para evitar el expolio.

José Luís Sánchez

 

Objetos recogidos de la basura

Libro antiguo

Objetos recuperados de la basura