La Hortensia

Hortensias

La Hortensia

Las hortensias producen inflorescencias desde el inicio de la primavera hasta finales del otoño; éstas se encuentran agrupadas en ramos en el extremo de los tallos

Riego

En el período primaveral-veraniego los riegos de las hortensias tienen que ser abundantes y frecuentes, de modo que el sustrato siempre esté húmedo (pero no empapado). Además es aconsejable pulverizar a menudo la cabellera (con agua no calcárea) para crear un entorno húmedo adecuado a la planta de hortensia, pero estando atentos al hecho que una excesiva humedad puede favorecer el desarrollo de hongos y otros parásitos.

Reproducción

La forma más habitual de multiplicar las hortensias es a través de esquejes tomados tras la floración, principalmente en otoño o primavera. Las condiciones de enraizado exigen sombra parcial, un alto grado de humedad, un buen drenaje para evitar los encharcamientos y temperaturas no demasiado bajas.
Las principales plagas de la hortensia son el pulgón y la araña roja, para lo que se utilizan insecticidas y acaricidas. También es frecuente la aparición de hongos como el oídio, que se tratará con fungicidas. 
Cuando el pH del suelo es demasiado alcalino puede producirse una carencia de hierro que se conoce como clorosis, que produce una tonalidad amarilla en las hojas, que no se debe confundir con los cambios naturales asociados a la caída de la hoja en el otoño. 
El tratamiento consiste en la aplicación de fertilizantes ricos en hierro. Cuidados necesarios: Este arbusto requiere un terreno húmedo y bien drenado; en caso de falta de agua las flores se marchitarán con más rapidez. Se suele realizar una poda tras la floración para mantener la forma y estimular el crecimiento de nuevos tallos, con todo puede ser necesario el uso de tutores. Durante el período de floración es recomendable abonar con frecuencia.

¿Por qué tienen diferente color?

Sus flores pueden ser rosas, blancas o azules dependiendo en parte del pH del suelo. En suelos relativamente ácidos, con pH entre 4,5 y 5, las flores se hacen azules; en suelos más alcalinos, con pH entre 6 y 6,5 adquieren un color rosa; y en suelos alcalinos con pH alrededor de 8, crecen flores blancas.

Hortensias

 

Tony Moreno
Jardinero