Navidades de extranjeros en Sabadell

Bolas de Navidad

¿Cómo viven la Navidad las personas de otros países que viven en Sabadell?

Elena Ciubotaru es de Combrat al sur de Moldavia y lleva cinco años en Sabadell. Ahora celebra nuestra tradición navideña sin olvidar la suya, que pertenece a la religión ortodoxa.
“El 7 de enero celebramos el nacimiento de Jesús. Los niños esperan ese día con ilusión porque salen a la calle a cantar villancicos como «A Venit Craciunul» (Llegó la Navidad) y reciben caramelos y dulces”.
Es un día en el que se reune la familia y se cocinan doce platos diferentes, uno por mes, según marca su costumbre. Entre las recetas más significativas está el sarmale, una especie de rollitos de carne de cerdo y arroz, el racituri que es un plato frío con carne, o el placinte que es como una empanada de hojaldre rellena de queso, carne, patata…
Entre los dulces típicos en Moldavia está el Coliva que es un pastel con pasas y nueces y las galletas en formas de abeto, estrella…. Y para beber no puede faltar el vino tinto y un chupito de vodka, bebida nacional.

Helena moldava
Katia Botta es de Italia, concretamente de Treviso, a pocos kilómetros de Venecia, aunque su familia es originaria del sur, de Salerno. ¡Tiene todo tanto glamour!. 
Pese a ser del norte ella siempre he vivido y mantiene, “a mi manera,” la tradición del sur que se celebra el típico Cenone (la cena) de Noche Buena”.
Para esta velada tan importante la lista de recetas es infinita: ensalada de pulpo, boquerones marinados, espaguetis con almejas, bacalao frito, anguila que pueden preparar frita, estofada o asada…
“La leyenda dice que este plato fue llevado a la mesa por razones relacionadas exclusivamente con la superstición. Su parecido con la serpiente lo convirtió en el plato por excelencia capaz de eliminar la negatividad”. 
“Ah! la mia mamma dice que según la tradición es importante poner en la mesa 7 platos de pescado. Todo en pequeña cantidades o ¡ya no te podrás levantar de la mesa hasta el Año Nuevo!” (risas).
“Yo lo hago a mi manera, pero intentando respetar la esencia: en mi mesa no pueden faltar los entrantes, el primero y la ensalada de verduras y de postre, turrones y panettone”,.
 Nos cuenta que “Está el panettone que puede ir con pasas y frutas, con chocolate o con cremas; y el pandoro, que es lo que en casa nos gusta más. Se puede cortar a forma de estrella y rellenar con crema de mascarpone”.

Katia Botta es de Italia
La joven de la foto se llama Elena Dumitru y es de Tg-Mures, Rumania, pero vive en Sabadell desde hace 15 años. “Comparto las tradiciones navideñas de mi pueblo con las vuestras”, explica. 
“Para mí son las fiestas más bonitas del año porque todo el mundo es más comprensivo, feliz y nos une más a todos”.
Elena nos cuenta que echa de menos estas fiestas en Rumania porque le acuerdan a su infancia. “Allí nieva y cuando se acercaba la víspera de Navidad salíamos con el trineo y cantábamos villancicos para la Noche Buena. Luego decorábamos el árbol de Navidad y toda la casa en famili. Las tiendas el pueblo también se adornan y la gente se prepara mucho para esta fiesta”. 
Las mujeres cocinan muchas recetas porque es muy importante que cuanta más comida haya en la mesa  mucho mejor.
El plato principal es el sarmale, pero también hay carne asada al horno, embutidos y sopa agria. El postre de estos días es el bizcocho esponjoso con cacao y nuez molida pero se elaboran todo tipo de tartas. 
El vino es también muy importante en estas fiestas, al igual que el palinca que es licor muy fuerte parecida al orujo.

Elena es rumana