Oliu (Banc Sabadell) descarta una nueva burbuja inmobiliaria

Banc Sabadell

Josep Oliu (Banc Sabadell) descarta una nueva burbuja inmobiliaria

Josep Oliu, el presidente que ha llevado a lo más alto al Banc Sabadell (BS), cree que el 2019 será, en líneas generales, un ejercicio favorable desde el punto de vista económico y financiero a nivel nacional e internacional.
Nuevamente, Oliu protagonizó el primer Fòrum Club Cambra Sabadell del año, detallando, ante más de 200 empresarios y representantes institucionales, las perspectivas económicas del 2019. 
«Venimos de un 2018 complejo, para la economía y también para el banco, aunque el balance general es positivo», subrayó. 
El ‘efecto Trump’ y la guerra comercial con China; el Brexit, convertido en un verdadero ‘culebrón’, o el giro experimentado por Italia en el seno de la Unión Europea, han sido, y lo seguirán siendo, «factores geopolíticos que generan incertidumbre, muy a tener en cuenta por su capacidad para desestabilizar los mercados».
El elemento nuevo en este panorama, especialmente en el 2020, es «el más que probable incremento de los tipos de interés, que afectará a la economía y a los bancos». Subidas que calificó, no obstante, de moderadas.
¿Y España? Según el banquero sabadellense, en el 2018 registró un crecimiento robusto (+2,6%) que tendrá continuidad (+2,2% o +2,3% en el 2019); un crecimiento, por otro lado, superior a la media europea «porque tiene potencial de sobras para ello». 
No obstante, Oliu descarta una nueva burbuja inmobiliaria en nuestro país, pues, aunque suben los precios de venta y los alquileres, «existe un déficit de oferta». Además, «las entidades financieras aplican una política mucho más conservadora en la concesión de créditos».

Desapalancamiento

Temas pendientes, reformas estructurales por acometer, son las pensiones y mercado de trabajo, con sueldos bajos que dificultan la expansión del consumo y agrandan la desigualdad.
«¿Los Presupuestos Generales del Estado? El incremento previsto de la fiscalidad, que no digo que no sea conveniente, puede debilitar el crecimiento económico. Esto se ha de afrontar con el mayor consenso social posible».  
El presidente del BS se refirió, asimismo, a la coyuntura catalana, que sigue marcada por el 1-O. «Estamos viviendo una buena situación económica, aunque, seguramente, el dinamismo es menor por el período de incertidumbre política e institucional».
En relación a los retos que afronta la banca, Oliu destacó «la revolución digital, que está generando un nuevo entorno de comunicación y de relación con el cliente y que hace que el comercio satisfaga las necesidades de los ciudadanos de otra manera», aunque también citó como elementos remarcables «la aparición de nuevos competidores, la importancia creciente de la ciberseguridad y las nuevas exigencias que comporta el cambio climático. La prioridad del sector es recuperar la rentabilidad, ahora en bajos niveles».

Oportunida

Josep Oliu avanzó que el 2018 ha sido un buen año para el Sabadell, especialmente en España y México. No escondió que los problemas de coyuntura y tecnológicos experimentados por su filial TSB en el Reino Unido, ya superados, condicionarán el beneficio anual.
«El 2019 se presenta para nosotros como una oportunidad para seguir creciendo en los mercados donde estamos presentes. TSB, a pesar de los problemas, tiene una gran capacidad de generación de valor para el grupo y lo veremos en un par de semestres».
Mejorar la eficiencia y la rentabilidad y afrontar en las mejores condiciones el proceso de digitalización son los retos del BS a corto plazo. «Queremos seguir siendo el banco líder entre las Pymes, sin olvidar nuestro compromiso con los particulares».
Oliu estuvo acompañado en este acto por el presidente de la Cámara de Comercio de Sabadell, Antoni Maria Brunet.

Banc Sabadell

 

Joaquin Martín periodista de economía de Sabadell

Joaquin Martín
Periodista-economía